Saltar al contenido

Puentes térmicos

Qué es un puente térmico

¿Qué es un puente térmico en la vivienda?

Un puente térmico es aquella disminución de resistencia térmica producida en la envolvente del edificio. Están generados principalmente por una pérdida de las propiedades del muro con respecto al aislamiento y una transmisión de las condiciones exteriores al interior de la vivienda.

¿Dónde suele haber un puente térmico?

Esta transmisión de las condiciones de temperatura del exterior al interior se produce generalmente en los siguientes puntos:

  • Frentes de forjado, cuyo aislamiento no es adecuado y transmiten a lo largo de toda la línea que ocupa este frente de forjado una línea fría de temperatura.
  • Pilares de cara exterior. Estos transmiten directamente hacia el interior de la vivienda la temperatura que se obtiene en el exterior.
  • Paredes frías de cara exterior y mal aisladas, que generalmente no tienen cámara de aire, y que transmiten la temperatura exterior al interior.
  • Contornos de ventanas, producidas por ventanas que no tienen rotura de puente térmico o que su instalación no es correcta produciendo zonas frías.

Consecuencias de un puente térmico en la vivienda

La consecuencia de tener un puente térmico es que generalmente se produce condensación y se origina el moho. La forma de actuar es la siguiente:

  • Tenemos el puente térmico en una de las situaciones antes descritas.
  • Se genera humedad ambiental en el interior de las viviendas
  • La temperatura de la pared donde hay puente térmico cae por debajo de la temperatura del punto de rocío.
  • La humedad generada condensa en estas zonas frías
  • Se generan manchas negras producidas por el moho

Solución para eliminar el puente térmico

La forma de eliminar los problemas derivados por los puentes térmicos es actuar sobre los puntos afectados, haciendo un estudio previo sobre donde se producen estos puentes térmicos o donde están producidos. Este proceso es llamado rotura de puente térmico.

Una vez descubierto el problema, se actúa sobre ellos haciendo una rotura del puente térmico con distintos materiales desde el interior, o con la realización de un SATE o fachada ventilada desde el exterior. Otra de las formas habituales de que no se produzca la condensación es actuando sobre la cantidad de humedad que hay en el interior de las viviendas con una ventilación mecánica forzada con intercambio de calor, la cual intenta evitar la condensación bajando la cantidad de humedad, pero no actúa sobre los puentes térmicos.

Desde Humedades y Reformas, realizamos el estudio pormenorizado del problema y actuamos según la necesidad, combinando en caso necesario productos para la rotura del puente térmico con sistemas de ventilación, dando al cliente la mejor solución en cada caso.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Llamános!